¿Serán las leyes del mercado más importantes que la vida de los seres humanos?

viernes, 01 de mayo de 2020

14 Haces brotar hierba para el ganado, y las plantas para el uso del ser humano, a fin de que saque pan de la tierra, 15 y el vino que recrea el corazón del ser humano, para que lustre su rostro con aceite y el pan conforte el corazón del ser humano. Sal 104.13-15

Tags:
Este año conmemoramos el Día Internacional del Trabajador y de la Trabajadora en medio de una pandemia sanitaria, que es a la vez, una pandemia social.  La Organización Internacional del Trabajo calcula que de abril a junio se perderán 14 millones de puestos de trabajo en América Latina. Esto, sin contar las jornadas reducidas, los trabajadores y trabajadoras que trabajan de manera independiente y en el sector informal. A raíz de las medidas asumidas por los distintos países para prevenir la transmisión del COVID-19, se ha generado un debate sobre la disyuntiva entre la salud y la economía. Hay urgencia, en muchos sectores por activar la economía y volver a la “normalidad”.
Esta polémica presume, sin embargo, que la economía a la que queremos volver con celeridad es buena, y que volver a ella es la salida. Esto sería ignorar el hecho de que la economía de mercado beneficia primordialmente un porcentaje mínimo de la población, y que el trabajo de la mayoría en nuestros pueblos produce riquezas para una minoría. Presume, sobre todo, que las personas están al servicio de la economía y el mercado, y no lo contrario.
¿Serán las leyes del mercado más importantes que la vida de los seres humanos? Jesús muy claramente colocó el bienestar humano sobre la obediencia a la Torá cuando, acusado de permitir que los discípulos se alimentaran en el sábado, señaló que “El sábado se hizo para el ser humano y no el ser humano para el sábado” (Marcos 2.27). Preguntaría hoy si los y las trabajadores se deben a la economía, o si la economía se debe a la promoción de la vida de todos y todas en la tierra, de manera justa, de manera sostenible. ¿No será momento para cuestionar las leyes del mercado, para aprovechar las grietas del sistema que se visibilizan ahora con tanta claridad, para promover proyectos alternativos de trabajo, de economía, y de vida en la tierra? Esta pandemia ha sacado a la luz la fragilidad y debilidad de nuestro sistema económico y de la economía de mercado y su impacto sobre el bienestar humano y la creación. Es la oportunidad para construir algo nuevo, una utopía, como la que anuncia Isaías, que puede hacerse realidad.
 
21 Construirán casas y las habitarán; plantarán viñas y comerán de su fruto.
22 Ya no construirán casas para que otros las habiten, ni plantarán viñas para que otros coman.
23 No trabajarán en vano, ni tendrán hijos para la desgracia… (Is 65.21-23)

Comparte y comenta este artículo!

Posts Relacionados:

  • Zimri y Cozbí, Números 25:1-18
     

    Zimri y Cozbí, Números 25:1-18

    Soy Cozbi, de niña me gustaba recolectar historias, en especial aquellas que contenían pequeñas dosis de amor, mientras crecía en el camino me encontré varías: amores inesperados, imposibles, amores que dan miedo, y aquellos que germinan y crecen en medio del caos y del odio.

  • Situación Política en Bolivia
     

    Situación Política en Bolivia

    Si un grupo político logra unir en su discurso lo religioso y su postura política, será capaz de remodelar la subjetividad de las personas generando un ambiente de moralidad que incluye en muchos casos, una actitud acrítica de parte de sus seguidores y con el riesgo de manifestaciones explícitas que dividen a las personas entre malos y buenos, corruptos y virtuosos, libres y esclavos, adoradores de dios e idólatras, justos e injustos, y en el peor de los casos con el derecho a violentar a quienes no entran en su línea ideológica.

  • Justicia Social
     

    Justicia Social

    Es evidente que en una sociedad de consumo como la nuestra, todo puede convertirse en mercancía, incluso las causas nobles, las campañas necesarias y las metas más altruistas.

  • Alfabetización Informacional, discursos religiosos e información
    Opper, F. B. (1894) The fin de siècle newspaper ...

    Alfabetización Informacional, discursos religiosos e información

    Una de las más desgarradoras desigualdades es la informacional, la cual se ve reflejada no solo en el acceso a la información, sino además, en los procesos educativos para discernir y manejarla. Las personas reciben información de manera constante por medio de una gran diversidad de formas: discursos, mandatos, publicidad, entretenimiento, etc, pero el poco acceso a la alfabetización informacional merma las herramientas para reconocer el tono, las intenciones y el campo de acción de dicha información.

    Dejá un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El campo Correo electrónico es obligatorio.
    Debe aceptar la política de uso de datos
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de Cookies.