Noemí, Rut y el año nuevo 2022

lunes, 03 de enero de 2022

En este inicio del 2022, nos ubicamos como comunidad humana en un contexto de grandes dificultades a nivel político, social, económico y sanitario. El futuro inmediato es incierto, la crisis ambiental amenaza, como también la inestabilidad política en nuestros países y el desenfreno del mercado y el capitalismo global. Nuestra historia se enmarca en estos contextos, pero también es la historia de comunidades y familias concretas, personas que luchan a diario para sobrevivir, para resistir y florecer en medio de estos difíciles contextos.

Tags:
En el libro de Rut, la vida de Elimélec, Noemí y sus hijos se ve trastornada. En busca de pan y sustento deben dejar atrás lo conocido y lanzarse a lo desconocido en Moab. Las dificultades no dan tregua. Elimélec muere, mueren sus hijos y permanecen Noemí y sus nueras, Rut y Orfa. Esta situación familiar acontece, según Rut 1.1, “en el tiempo en el que gobernaban los jueces”, aludiendo así al libro de Jueces, en el que el campo de batalla es el espacio en el que se delibera la fidelidad de Israel y su existencia como pueblo. No sabemos si estas batallas tuvieron un impacto en la vida de la familia en el libro de Rut. Su interés no radica en esto, sino en la cruda realidad de la vida cotidiana, las pérdidas familiares, la búsqueda de sustento, la protección mutua y la seguridad futura. Sus protagonistas no son caudillos o líderes militares, sino una familia, y de manera particular, las mujeres.

En este inicio del 2022, nos ubicamos como comunidad humana en un contexto de grandes dificultades a nivel político, social, económico y sanitario. El futuro inmediato es incierto, la crisis ambiental amenaza, como también la inestabilidad política en nuestros países y el desenfreno del mercado y el capitalismo global. Nuestra historia se enmarca en estos contextos, pero también es la historia de comunidades y familias concretas, personas que luchan a diario para sobrevivir, para resistir y florecer en medio de estos difíciles contextos. Casi dos años de pandemia nos acompañan, pero también la esperanza, la fuerza y las capacidades gestadas en este tiempo. Una esperanza que se expresa en la decisión de seguir caminando, en la decisión de acompañar, animar, y sí, de construir el futuro aún en medio de la incertidumbre.

Como UBL celebramos la acción de cada persona, cada familia, iglesia y comunidad que lucha con esperanza por la dignidad, la justicia y la paz de nuestras sociedades y países. Celebramos la fortaleza de quienes, como Noemí, se levantan pese a las pérdidas vividas. Celebramos el compromiso de quienes, como Rut, acompañan en solidaridad.

Damos la bienvenida en este nuevo año académico que se avecina a estudiantes, docentes, personal administrativo, socios y socias, amigos y amigas, egresados y egresadas, instituciones hermanas y organizaciones compañeras que forman parte de la gran familia UBL. Que en este nuevo año “el Dios de la esperanza nos llene de alegría y de paz en la fe, para que la esperanza sobreabunde en todos y todas por obra del Espíritu Santo” (Ro 13.5 TLA).

Comparte y comenta este artículo!

Posts Relacionados:

  • Día internacional de la erradicación de la pobreza.
    Fotografía de Tung Minh en Unsplash

    Día internacional de la erradicación de la pobreza.

    La pobreza se ha convertido hoy en una especie de concepto genérico que forma parte de muchos discursos, es algo así como “el sabor del mes”. Lo cierto es que al hablar de pobreza hablamos, realmente, de vida y muerte, de dignidad humana, de sobrevivencia, de calidad de vida, de derechos humanos.

  • Zimri y Cozbí, Números 25:1-18
    Pintura de Zec Safet

    Zimri y Cozbí, Números 25:1-18

    Soy Cozbi, de niña me gustaba recolectar historias, en especial aquellas que contenían pequeñas dosis de amor, mientras crecía en el camino me encontré varías: amores inesperados, imposibles, amores que dan miedo, y aquellos que germinan y crecen en medio del caos y del odio.

  • Situación Política en Bolivia
     

    Situación Política en Bolivia

    Si un grupo político logra unir en su discurso lo religioso y su postura política, será capaz de remodelar la subjetividad de las personas generando un ambiente de moralidad que incluye en muchos casos, una actitud acrítica de parte de sus seguidores y con el riesgo de manifestaciones explícitas que dividen a las personas entre malos y buenos, corruptos y virtuosos, libres y esclavos, adoradores de dios e idólatras, justos e injustos, y en el peor de los casos con el derecho a violentar a quienes no entran en su línea ideológica.

  • Justicia Social
     

    Justicia Social

    Es evidente que en una sociedad de consumo como la nuestra, todo puede convertirse en mercancía, incluso las causas nobles, las campañas necesarias y las metas más altruistas.

    Dejá un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El campo Correo electrónico es obligatorio.
    Debe aceptar la política de uso de datos
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de Cookies.