Para la cuarentena un libro...o dos, o tres

jueves, 23 de abril de 2020

La literatura nos abre las inmensas puertas a la memoria de la sociedad. Memoria histórica, artística, sexual, cultural, económica, religiosa, y todas las demás categorías que puedan agregarse. Y por supuesto, en los libros podemos encontrar también el futuro. Futuros previstos por las imaginaciones más exóticas y las mentes más cautas. Ya sea en formales investigaciones o en las novelas más pintorescas.

Tags:
Tengo decenas de recuerdos de viajes marítimos, a pesar de que nunca he viajado en barco. Creo conocer personas que en verdad no conozco. Tengo una vaga noción de lo que es el mundo por las personas, los periódicos, las películas, los noticieros, pero, sobre todo, por los libros.
La literatura me ha permitido darle la vuelta al mundo sin tener que mover poco más que mis ojos.
Es por lo que encuentro en los textos un refugio para el alma. Así como los bosques y los ríos. Lamentablemente ahora se nos exige quedarnos en casa. Lo que para muchísimas personas puede ser aburrido y estresante. Yo en cambio, encuentro en este tiempo una oportunidad perfecta para precipitarme sobre las muchas páginas sin leer que yacen a mí alrededor.
La literatura nos abre las inmensas puertas a la memoria de la sociedad. Memoria histórica, artística, sexual, cultural, económica, religiosa, y todas las demás categorías que puedan agregarse. Y por supuesto, en los libros podemos encontrar también el futuro. Futuros previstos por las imaginaciones más exóticas y las mentes más cautas. Ya sea en formales investigaciones o en las novelas más pintorescas.
Ortega y Gasset afirmaba que la sociedad moderna, la sociedad democrática, es hija del libro. A mi forma de ver, la apertura a los muchísimos saberes del mundo, que trajo consigo la publicación de libros de forma sistemática, ha sido uno de los medios más importante para ejercer la libertad de expresión y de pensamiento. De esta forma, el libro, producto cultural de la sociedad moderna, se convirtió en una herramienta clave e indispensable para la construcción de un mundo más libre.
Aunque el tema que ocupa este escrito es el libro y la lectura, es inevitable resaltar que nos encontramos ante un reto ineludible. El reto de saber elegir lo que leemos. Al igual que no todo lo que está en un libro viejo es verdad, tampoco todo lo que está en Internet es verdad. Pero para poder elegir lo que vamos a leer, primero debemos saber qué es lo que necesitamos o queremos leer. Luego de esto entonces podemos tener una mejor idea de dónde buscar. Si necesitamos, por ejemplo, comida, no iremos a una tienda de ropa a buscar nuestros alimentos. Internet funciona igual. Se pueden encontrar todo tipo de tiendas, almacenes, universidades, restaurantes y también bibliotecas.
Ya sea frente a una pantalla o a una hoja de papel, la lectura permite viajar al centro de la tierra o a planetas de lejanas galaxias y vivir míticas aventuras. La magia de lo escrito no solo depende de quien lo escribe y la capacidad que ésta persona tenga para expresar sus ideas y/o sentimientos; la persona que lee también tiene que esforzarse para extraer la magia de lo que se ha escrito.
Es mediante un libro que podemos entrar en contacto con los pensamientos y emociones de personas que nunca conoceremos, personas que vivieron hace cientos de años o incluso miles.
Si es usted un lector o una lectora asidua, habrá topado ya con la suerte de leer algo que le lleva a pensar: “yo pude haber escrito esto”. La sensación de coincidir tan bien con las ideas de quien escribe, que incluso llegamos a sentir que hay cierta relación con esa persona.
Son estos algunos de los motivos por los cuales considero que, para la cuarentena lo mejor es un libro, o dos o tres, por si el primero se acaba muy rápido.

Comparte y comenta este artículo!

Posts Relacionados:

  • Día internacional de la erradicación de la pobreza.
    Fotografía de Tung Minh en Unsplash

    Día internacional de la erradicación de la pobreza.

    La pobreza se ha convertido hoy en una especie de concepto genérico que forma parte de muchos discursos, es algo así como “el sabor del mes”. Lo cierto es que al hablar de pobreza hablamos, realmente, de vida y muerte, de dignidad humana, de sobrevivencia, de calidad de vida, de derechos humanos.

  • Zimri y Cozbí, Números 25:1-18
    Pintura de Zec Safet

    Zimri y Cozbí, Números 25:1-18

    Soy Cozbi, de niña me gustaba recolectar historias, en especial aquellas que contenían pequeñas dosis de amor, mientras crecía en el camino me encontré varías: amores inesperados, imposibles, amores que dan miedo, y aquellos que germinan y crecen en medio del caos y del odio.

  • Situación Política en Bolivia
     

    Situación Política en Bolivia

    Si un grupo político logra unir en su discurso lo religioso y su postura política, será capaz de remodelar la subjetividad de las personas generando un ambiente de moralidad que incluye en muchos casos, una actitud acrítica de parte de sus seguidores y con el riesgo de manifestaciones explícitas que dividen a las personas entre malos y buenos, corruptos y virtuosos, libres y esclavos, adoradores de dios e idólatras, justos e injustos, y en el peor de los casos con el derecho a violentar a quienes no entran en su línea ideológica.

  • Justicia Social
     

    Justicia Social

    Es evidente que en una sociedad de consumo como la nuestra, todo puede convertirse en mercancía, incluso las causas nobles, las campañas necesarias y las metas más altruistas.

    Dejá un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El campo Correo electrónico es obligatorio.
    Debe aceptar la política de uso de datos
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de Cookies.