La importancia de la Educación Bíblica y Teológica como antídoto contra los radicalismos

domingo, 24 de enero de 2021

En el meollo de todo este asunto se encuentra la actitud fundamentalista que pretende enseñorearse de cada pensamiento existente. Llevarle cautivo a una pretendida obediencia impuesta. A la adquisición de un punto de vista único, de una verdad monopolizada que no admite objeciones. Una sola concepción del mundo, de lo bueno, de lo sano, de lo puro, de lo sagrado. ¿Qué puede oponerse a ello? ¿Cómo puede una población “vacunarse” contra un virus hábilmente disfrazado de medicina?

Tags:
Alrededor del mundo vivimos tiempos peligrosos. Estos se han caracterizado por el reverdecimiento de ideas (y acciones consecuentes a ellas) que atentan contra la noción de que todas y todos somos seres humanos creados iguales, con los mismos derechos.

Hemos sido testigos de como personajes que encarnan estas ideas han accedido al poder de forma legitimada por los sistemas democráticos. Han manejado discursos xenófobos, homófobos, racistas. Desde una pretendida supremacía, han usufructuado del poder que la religión ejerce sobre las conciencias de la manera más contraproducente. La que  lleva a justificar los medios que sean para alcanzar supuestos fines sagrados.

A consecuencia de esto, movimientos y grupos radicales se han envalentonado cada vez más, llegando a extremos inimaginados para estos tiempos, considerados como avanzados intelectual, espiritual y tecnológicamente.

Oscuras inquisiciones han vuelto a alimentar los fuegos de sus hogueras asesinas. Traen a nuestro recuerdo la advertencia evangélica de que algunas personas:   “… matarán pensando que así rinden servicio a Dios.”

En el meollo de todo este asunto se encuentra la actitud fundamentalista que pretende enseñorearse de cada pensamiento existente. Llevarle cautivo a una pretendida obediencia impuesta. A la adquisición de un punto de vista único, de una verdad monopolizada que no admite objeciones. Una sola concepción del mundo, de lo bueno, de lo sano, de lo puro, de lo sagrado.  

¿Qué puede oponerse a ello? ¿Cómo puede una población “vacunarse” contra un virus hábilmente disfrazado de medicina? 
Es en este punto donde pienso, se yergue la educación bíblica y teológica como una disciplina liberadora, fresca, capaz de actuar como profiláctica contra la manipulación de rebaño.

Tengo la percepción de que en la medida de que las personas avanzan en su conocimiento bíblico y teológico, los conocimientos adquiridos amplían sus perspectivas al punto de que coinciden en cosas más importantes que aquellas en que discrepan. Igualmente, este conocimiento capaz de ampliar las miras, produce la humildad indispensable para el diálogo respetuoso e inteligente, y por ende, productivo.

Un ejemplo específico  de ello puede ser el reconocimiento de la diversidad bíblica, de la concepción de la Biblia como semillero teológico a la que apunta el erudito dominicano Héctor Benjamín Olea Cordero. A grandes rasgos consiste en descubrir, en comprobar que la Biblia no presenta una única teología sino muchas que se desarrollan paralelamente, enfrentadas algunas veces, coexistentes y complementarias otras,  pero que se recogen desde un espíritu intelectualmente honesto y se presentan sin imponerse unas a otras.

Lo que ha fallado no ha sido la Biblia, sino el acercamiento que se ha tenido y su interpretación la que ha causado (y ha de ser juzgada por ello) separación, hostilidad, enfrentamiento, todo aquello que desde el mismo discurso religioso se consideraría, por otra parte como indeseable y jamás endosable a la Divinidad.

Por ello es necesario buscar incesantemente la forma de masificar el acceso a estos conocimientos vitales. La sana coexistencia y la convivencia humana productiva, pasan en gran medida por los insumos esenciales para el respeto y la tolerancia que la educación bíblica y teológica nos aportan a un amplio sector de esa humanidad.

Comparte y comenta este artículo!

Posts Relacionados:

  • Día internacional de la erradicación de la pobreza.
    Fotografía de Tung Minh en Unsplash

    Día internacional de la erradicación de la pobreza.

    La pobreza se ha convertido hoy en una especie de concepto genérico que forma parte de muchos discursos, es algo así como “el sabor del mes”. Lo cierto es que al hablar de pobreza hablamos, realmente, de vida y muerte, de dignidad humana, de sobrevivencia, de calidad de vida, de derechos humanos.

  • Zimri y Cozbí, Números 25:1-18
    Pintura de Zec Safet

    Zimri y Cozbí, Números 25:1-18

    Soy Cozbi, de niña me gustaba recolectar historias, en especial aquellas que contenían pequeñas dosis de amor, mientras crecía en el camino me encontré varías: amores inesperados, imposibles, amores que dan miedo, y aquellos que germinan y crecen en medio del caos y del odio.

  • Situación Política en Bolivia
     

    Situación Política en Bolivia

    Si un grupo político logra unir en su discurso lo religioso y su postura política, será capaz de remodelar la subjetividad de las personas generando un ambiente de moralidad que incluye en muchos casos, una actitud acrítica de parte de sus seguidores y con el riesgo de manifestaciones explícitas que dividen a las personas entre malos y buenos, corruptos y virtuosos, libres y esclavos, adoradores de dios e idólatras, justos e injustos, y en el peor de los casos con el derecho a violentar a quienes no entran en su línea ideológica.

  • Justicia Social
     

    Justicia Social

    Es evidente que en una sociedad de consumo como la nuestra, todo puede convertirse en mercancía, incluso las causas nobles, las campañas necesarias y las metas más altruistas.

    Dejá un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El campo Correo electrónico es obligatorio.
    Debe aceptar la política de uso de datos
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de Cookies.